3 monumentos que no debes perderte en la provincia de Cádiz

Desde 1983, se viene celebrando el 18 de abril el Día Internacional de los monumentos y sitios (patrimoniales). Y nuestra provincia cuenta con tantos que, a veces, algunos pasan más desapercibidos. Así que vamos a hablaros de algunos de los monumentos que podrás ver en Cádiz y que, seguramente, no conocías. Lo sencillo hoy sería destacar algunos de los más visitados, pero en Sur Tour nos gusta enseñar esos otros lugares que no siempre estarían en tus circuitos turísticos.

Qué ver en Cádiz

Castillo de Sancti Petri

Es uno de los lugares más conocidos y, a la vez, desconocidos de la provincia de Cádiz. La historia del castillo se adentra en la propia leyenda para convertirlo en el Templo de Hércules, que tanto poder dio al Gadir fenicio. Situado en una isla frente al poblado de pescadores del mismo nombre, parece inaccesible al visitante. Nada más lejos de la realidad: el Castillo se llena de actividades y eventos todo el año, permitiéndose la visita (hay que llegar en barco, pero el propio castillo pone uno a disposición del visitante) tanto libre como guiada o teatralizada.

El castillo, levantado entre el siglo XVI y el XVIII, se construyó en torno al torreón elevado por Benedetto Zacarias (almirante genovés) en el siglo XIII. Con un importante carácter militar, las leyendas cuentan que, durante el maremoto de Lisboa, los soldados que guardaban el castillo pudieron recorrer los restos del templo de Hércules.

Podrás recorrer las matacanas del castillo soñando que en ese mismo lugar hubieras podido cruzar tu camino con Anibal Barca, con Julio César, Plinio o Estrabón. Y hoy puedes caminar por el recinto disfrutando de música en directo o de una bebida a la puesta del sol. Visitar el Castillo de Sancti Petri es mucho más que recorrer un simple monumento. En él podrás vivir experiencias únicas.

Castillo de Fontanar – Palacio de los Ribera

Toda la población tiene un aspecto monumental que pocos visitantes conocen. Pero sobre todos ellos destaca el Castillo de Fontanar – Palacio de los Riberas. De origen árabe, se conserva poco de su estructura original, ya que sufrió una profunda remodelación en el siglo XVI para darle su aspecto palaciego actual. Destaca en el conjunto el patio de estilo plateresco, en el que resalta por su belleza la puerta ‘del bestiario’.

Pero el Palacio de los Ribera no es el único reclamo de Bornos. Último enclave cristiano de la frontera nazarí, la llegada de los señores castellanos permite pasear por una localidad muy diferente a los Pueblos Blancos de la serranía. Desde el actual IES el Convento hasta el Hospital de la Sangre, podemos ver en el pueblo un entramado señorial aún muy desconocido.

Logia renacentista del jardín del palacio de los RIbera
Logia renacentista del jardín del palacio de los Ribera

No debes irte de Bornos sin recorrer pausadamente su casco histórico de casas blancas con tejados a dos aguas. Y, sobre todo, sin pasear por los jardines del palacio hasta encontrarte con la logia, también de estilo renacentista y en muy buen estado gracias a las últimas restauraciones.

Si buscas un lugar para pasear tranquilo y sin las aglomeraciones propias de las zonas turísticas, Bornos es tu destino.

Cloacas romanas

La última visita que te proponemos es a Medina Sidonia. Su conjunto histórico podría incluirse por sí solo en esta lista de monumentos poco conocidos. Desde el Castillo (de origen romano) hasta las murallas musulmanas, pasando por la Iglesia de Santa María, toda la población ofrece maravillas para visitar. Pero sobre todas ellas, destacamos las cloacas romanas. En el museo arqueológico de la ciudad, podrás descender y caminar por una parte del entramado romano. Un paseo corto que merece la pena por las sensaciones que produce adentrarse en la tierra.

cloacas romanas de Medina
Las cloacas romanas nos trasladan bajo tierra

En este caso, y más allá de su monumentalidad, te proponemos su visita como una excusa perfecta para acercarte hasta Medina Sidonia. Situada a un paso de la Bahía de Cádiz, es, sin duda, uno de los pueblos menos conocidos por el turismo pese a contar con grandes reclamos. Oferta a la que se une su rica gastronomía tanto para tapear en la zona como para cargar tus bolsas con sus dulces típicos.

Y uno de regalo

Barrio nazarí
El barrio nazarí es un pequeño entramado de callejuelas

Si has decidido visitar los pueblos blancos de la provincia de Cádiz, no puedes irte sin visitar Benaocaz. La localidad serrana, situada en lo alto de un risco camino de Grazalema, te ofrecerá uno de los paseos más singulares que podrás encontrar en Andalucía. Caminar por el entramado de callejas del barrio nazarí te trasladará a un mundo casi místico, sobre todo aquellos días en los que la niebla parece agarrarse a las piedras de la calle. Eso sí, no te demores tras el pequeño paseo y continúa tu camino hacia Grazalema o Villaluenga, ya que uno de los mayores encantos de Benaocaz es que el turismo aún no ha llegado hasta allí.

DEJA UN COMENTARIO

Visit Us On FacebookVisit Us On LinkedinVisit Us On Instagram